Ozonoterapia para la intoxicación por metales pesados

Ozonoterapia para la intoxicación por metales pesados

En este artículo vamos a conocer que efecto produce el tratamiento con ozonoterapia para la intoxicación por metales pesados.

¿Qué es y para qué se utiliza la Ozonoterapia?

La ozonoterapia intravenosa o autohemoterapia es una herramienta terapéutica que consiste en la aplicación de ozono médico con fines terapéuticos para mejorar el funcionamiento de órganos y tejidos. La ozonoterapia es de aplicación para el  tratamiento de múltiples enfermedades, entre las cuales destaca su aplicación en pacientes con pie diabético o pacientes con intoxicación por metales pesados porque ayuda al restablecimiento del flujo sanguíneo cargado de oxígeno. La ozonoterapia se administra de forma aislada o en combinación con otros tratamientos, mediante mínimas punciones subcutáneas o por inyección intravenosa también llamada vía sistémica.

La ozonoterapia tiene efectos quelantes sobre los pacientes intoxicados por metales pesados y en combinación con otras técnicas de quelación previene y revierte  los efectos de esta intoxicación como son las enfermedades degenerativas, contagiosas y auto inmunes.

La administración se puede hacer directamente en los puntos de dolor lo que produce un efecto analgésico local o por vía intravenosa en función del problema a tratar, ya que la concentración de ozono determina el tipo de efecto biológico que produce. Las concentraciones y el modo de aplicación varían enormemente  y marca su ámbito de acción en el organismo enfermo.

Por vía intravenosa: Se practica una punción venosa a nivel del brazo, se mezcla en un circuito cerrado y estéril la sangre del paciente con el ozono en la concentración  prescrita para su caso y se vuelve a introducir la mezcla que de esta forma se distribuye por todo el organismo del paciente con efectos beneficiosos a nivel sistémico, porque aporta a todos los tejidos gran cantidad de oxígeno.

Aplicaciones locales: Mediante la aplicación de aislante que rodea la zona a tratar. Se introduce entre el aislante y el cuerpo del paciente la cantidad constante prescrita de la mezcla de ozono/oxígeno.

Micropunción: Inyecciones Subcutáneas, Intramusculares o Intraarticulares mediante la infiltración de pequeñas cantidades de la mezcla ozono/oxígeno directamente en la zona a tratar.

Los tratamientos por ozono prácticamente no presentan efectos secundarios nocivos a ningún tipo de paciente, de todas formas el tratamiento y la concentración de ozono deben estar prescritos por un médico.

¿Qué es el ozono?

El ozono (O3) es un gas inestable, que está formado por 3 átomos de oxígeno (O), en la naturaleza forma parte de las capas más altas de la atmósfera y es un protector imprescindible para la vida en la Tierra porque filtra los rayos UV o ultravioletas. También se forma en las tormentas con fuerte aparato eléctrico y es el olor que asociamos con la «tierra mojada» cuando se produce una tormenta.

El ozono médico o ozono terapéutico es una mezcla de un 5% como máximo de ozono y un 95% de oxígeno. Fue usado por primera vez en medicina durante la primera Guerra Mundial para la limpieza y desinfección de las heridas por sus propiedades antisépticas ya que es uno de los más potentes fungicidas y germicidas, actúa eficazmente contra hongos, bacterias y virus.

También cabe destacar por sus cualidades analgésicas y antiinflamatorias, porque activa y estimula al sistema inmunológico y mejora la circulación periférica y la oxigenación de los tejidos debido a que favorece el transporte por parte de la hemoglobina y el intercambio de oxígeno imprescindible para la función metabólica en las células.

La Ozonoterapia se muestra eficaz en procesos como:

  • Retardos en la cicatrización, tanto si son debido a lesiones postraumáticas (caídas, accidentes), heridas postquirúrgicas (suturas que no terminan de cicatrizar) o por tratamientos que requieran la radiación.
  • Úlceras por trastornos circulatorios, como las úlceras venosas, úlceras arteriales o úlceras por presión también llamadas úlceras de decúbito que son las que aparecen en los pacientes con largas hospitalizaciones en cama.
  • Arterioesclerosis que afecta a las arterias del cuerpo y hace que las arterias se vuelvan más rígidas y  disminuya su sección o calibre, ello implica la disminución del aporte de oxígeno a los tejidos, el aumento del riesgo de bloqueo por trombos (infarto de miocardio, edema agudo de pulmón, ictus), y el riesgo de rotura de las arterias en aneurismos.
  • Fibromialgia reumática: Es un tipo de reumatismo articular caracterizado por dolor crónico de los músculos, ligamentos y tendones, fatiga crónica, alteraciones del sueño y jaqueca. La ozonoterapia constituye una alternativa en el tratamiento de esta enfermedad.
  • Hernias discales: la presión que ejerce produce lesiones neurológicas. La ozonoterapia discal estaría indicada cuando otras medidas más conservadoras no surten efecto.
  • Patologías osteoarticulares: la ozonoterapia es de gran utilidad en dolores articulares debido a su gran poder antiinflamatorio y analgésico.

¿Qué ofrece la Unidad de Ozonoterapia?

La Unidad de Ozonoterapia ofrece diferentes tratamientos basados en la aplicación de una mezcla de ozono/oxígeno en las proporciones prescritas para cada patología. Es una técnica segura, natural y que no requiere de ingreso hospitalario que ofrece múltiples ventajas. El tratamiento completo consta de repetir los ciclos de ozonoterapia según la necesidad de cada paciente.


Autor: RedaccionActual | Artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies