pescado con mercurio

Pescado con mercurio, relacionado con el cáncer

España es uno de los países de la Unión Europea que más pescado consume, esto en principio es saludable pero según Sara del Río, responsable de tóxicos de Greenpeace, uno de los problemas que encontramos en los pescados es la acumulación de tóxicos como puede ser el mercurio o el cadmio. El proceso consiste en que algunas industrias vierten mercurio al agua y éste pasa al pez que lo acumula en su organismo, cuando es pescado todo lo que haya acumulado pasa a nuestro organismo.

La cadena de los metales pesados contaminantes empieza con los peces pequeños que apenas acumulas unos miligramos en sus organismos, en primer lugar porque son pequeños y en segundo lugar porque tienen una vida muy breve. El problema es que los peces más grandes se comen a los más chicos, y además viven muchos años con lo que las pequeñas cantidades de mercurio o cadmio de los peces pequeños de los que se alimentan se van acumulando en los organismos de los peces más grandes y longevos, como los atunes, mero, pez espada o emperador, etc.

Sara nos explica que la Agencia Europea Alimentaria ya ha establecido unos límites y que las mujeres embarazadas no deberían tomar pescado que contenga mercurio porque se ha demostrado que puede atravesar la placenta por el cordón umbilical y llegar al feto en desarrollo donde pueden afectar su desarrollo neurológico de forma irreversible. La autoridades sanitarias españolas también recomiendan que entre los 3 y 5 años el consumo de pescado que puede contener mercurio no exceda los 50 gr. semanales. Ejemplos de pescado que contienen más mercurio son, como hemos dicho, el atún y el pez espada.

La contaminación en los mares en un problema global. Ninguna de las especies de pescado más consumidas está libre de mercurio, pero se acumula en mayor cantidad entre los peces más longevos que se alimentan de otros peces (pez espada: 0,98, mero: 0,46, lubina: 0,22, rape: 0,18, sardina: 0,02).

La gente de mayor edad tiene más niveles de mercurio por el mismo efecto acumulativo y los españoles, debido al mayor consumo de pescado, tienen unos niveles de mercurio en su organismo hasta 6 veces superiores a los alemanes y estadounidenses.

A parte del mercurio, el cadmio y el plomo podemos encontrar otros tóxicos, derivados sintéticos y derivados de la industria química. El cadmio lo encontramos sobre todo en la cabeza de los crustáceos como gambas y langostinos, del orden de 4 veces mayor que la del resto de su cuerpo.

Hoy en día la población está acumulando sustancias químicas en su organismo que hace 50 años no existían y por tanto no había vertidos. Los efectos de la intoxicación tienen que ver con la fertilidad, con el desarrollo neurológico y con el cáncer.

El problema es que sabemos que todas esta sustancias afectan al organismo pero como son tan reciente ahora se están empezando a ver las causas pero ya estamos contaminados por ellas. Incluso las autoridades sanitarias cambian los baremos y niveles que hace 5-10 años se consideraban seguros ahora no lo son.

Fuente: El veneno en los alimentos. Programa de Cuatro TV emitido el 23 de agosto de 2016.


Autor: Lcda. Sonia Quero | Artículos de Lcda. Sonia Quero
La Lcda. Sonia Quero es farmacéutica con más de 15 años de experiencia en su profesión. Suficiencia Investigadora en el Programa de Doctorado de Salud Pública y Máster experimental en Ciencias farmacéuticas. Asistencia a las conferencias sobre nutrición y salud de la Universidad de Barcelona. Cursos de laboratorios farmaceúticos y asesoramiento de especialistas en nutrición del NUTRITION & SANTÉ IBERIA, fabricantes de Bimanán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies